MJSV.ORG - Sustantivo

Misión Estoy Vivo   


 

Estaremos en peregrinaje de amor y de esperanza : En las iglesias,
los hospitales, las escuelas, las familias, las comunidades religiosas.   ¡Bienvenida!


Ser misionero

     Cada día tú me propones una nueva misión. Pues, desde mi despertar, Señor, tú me tiendes la mano para indicarme como vivir para ti y trabajar para ti.

     Cada día me envías al obrador del mundo a convertir y tú quieres que me dedique totalmente.

     Cada día, por mis actividades, por mis oraciones y por mis sacrificios, tú me unes a tu gran misión y me enrolas como colaborador.

     Cada día, me brindas la oportunidad, alimentado por tu eucaristía, de fortificar mi coraje y de orientarlo hacia un sacrificio tal que pueda servir a todos los Ser misionero que lo esperan.

     Cada día, por tu Espíritu Santo, formas en mí un corazón misionero, animado por la voluntad de esparcir por todas partes la fe del evangelio.

     Forma en mí un corazón sensible a las miserias profundas de un mundo que busca la salvación y tiene hambre de Dios, que atormenta secretamente el fondo de tantos corazones. Dispone en mí la audacia de ayudar a todas las personas abandonadas.

     Forma en mí un espíritu decidido a emplear sus fuerzas para el desarrollo de la Iglesia, animado de un gran fervor para testimoniar de ti y para hacerte conocer y amarte.

     Forma en mí un corazón generoso, ávido de ofrecerse a todo sacrificio y todas las pruebas, para lograr una humanidad mejor, más creyente y amante, pues ... Tú Estás Vivo.